Aligerando

Gelatina de guisantes y langostinos

Receta de
20 minutos + 2 horas de refrigeración
| 4 unidades

Hay ciertos alimentos que cuando llega el calor dejamos un poco de lado, en mi caso los guisantes eran uno de esos alimentos, hasta que descubrí esta receta. Espero que te guste.

Ingredientes:

  • 700 g. de guisantes congelados
  • 150 g. de langostinos
  • 100 g. de cebolla
  • 6 hojas de gelatina
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

  1. Pela los langostinos y haz un caldo con las cabezas y las cáscaras.
  2. Corta los langostinos en trocitos pequeños y reserva en la nevera.
  3. Pon media cucharada de aceite en una sartén caliente, añade la cebolla picada y cuando esté doradita incorpora 400 g. de guisantes, deja rehogar todo junto unos minutos y añade agua hasta cubrir los guisantes. Sazona al gusto.
  4. Por otro lado, pon en un cazo agua con sal para cocer el resto de guisantes, en 8 – 10 minutos estarán listas las dos elaboraciones.
  5. Pasa los guisantes con cebolla por la batidora, cuela para conseguir una crema fina y guarda en la nevera.
  6. Cuela los guisantes cocidos.
  7. Mezcla los trocitos de langostino con los guisantes cocidos.
  8. Hidrata las hojas de gelatina en agua fría. Cuela 300 ml. de caldo de langostinos, añade la gelatina y mueve hasta que se disuelva.
  9. Reparte la mezcla de guisantes y trocitos de langostinos en los vasos.
  10. Vierte la gelatina en los vasos hasta cubrir los guisantes y mete en la nevera durante al menos 2 horas.
  11. Sirve las gelatinas con la crema de guisantes por encima.

Nota:

Puedes sustituir los langostinos por jamón, pavo, pollo… para esa combinación usa caldo de carne o ave, eso sí, que el caldo sea casero que los comprados tienen muchísima sal.

Leave a Review

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.