Aligerando

Pollo marroquí

Receta de
1 hora y 10 minutos
| 4 personas

La receta de hoy es de las que se preparan solas. Digo esto porque se tarda muy poco en la elaboración pero, se tiene que cocinar durante 45 minutos.

Es ideal para esos días que tienes algo que hacer en casa. Tapas la olla, pones la alarma para que te avise cuando haya pasado el tiempo y te olvidas durante 45 minutos. Y que alegría da encontrarte con un platazo como éste para comer o cenar.

Ingredientes:

  • 1 pollo
  • 200 g. cebolla
  • 3 ajos
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 1/2 limón
  • 40 g. de almendras crudas
  • Azafrán
  • Cilantro
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración:

  1. Pon una olla al fuego, mete el pollo y exprime el zumo de medio limón. 
  2. Corta la cebolla en juliana, los ajos en trozos pequeños y añade todo a la olla.
  3. Añade el resto de ingredientes: unas hebras de azafrán, jengibre, cilantro, pimienta negra y sal al gusto.
  4. Deja que se cocine todo a fuego medio dando la vuelta al pollo para que no coja color.
  5. Cuando el pollo empiece a coger colorcito, vierte un vaso de agua grande sobre él, tapa y deja que se cocine durante 45 minutos.
  6. Pasados los 45 minutos pasa el pollo a una bandeja para horno (sin salsa).
  7. Con ayuda de una brocha, unta el pollo con aceite de oliva.
  8. Pon el grill del horno para dorar el pollo por ambas partes.
  9. Mientras el pollo se dora, pon unas almendras en papel de hornear y mételas también en el horno para que se tuesten.
  10. Saca las almendras cuando estén tostaditas y deja que se enfríen.
  11. Trocea las almendras y reserva.
  12. Cuando el pollo tenga el color deseado, retíralo del horno y sirve acompañado de la salsa y las almendras… ¡¡te chuparás los dedos!!

Leave a Review

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.