Aligerando

Suflé de brandada de bacalao

Receta de
50 minutos
| 6 unidades

Hay mil opciones para preparar suflés, tanto dulces como salados, en esta ocasión preparamos uno salado muy sabroso con brandada de bacalao.

Personalmente me gusta prepararlos como entrante en comidas y cenas, sobre todo cuando tengo invitados. Me parece un entrante delicado y sobre todo ligero, pero también son una buena opción para preparar como plato único, lo acompañas con una ensaladita o con unas verduritas a la plancha y tienes un plato de diez.

Ingredientes:

  • 300 g. de bacalao desalado
  • 125 g. de patata
  • 150 ml. de leche semidesnatada
  • cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 3 ajos
  • 3 claras de huevo
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • Perejil
  • Sal

Elaboración:

  1. Primero cuece las patatas en agua con sal y sin pelar.
  2. Corta los ajos en trozos pequeñitos y el bacalao en trozos de unos 4 – 5 cm. de grosor.
  3. Pon a calentar una sartén a fuego medio-bajo.
  4. Añade una cucharada de aceite de oliva y los ajos.
  5. Cuando el ajo empiece a coger color, añade el bacalao y deja que se haga a fuego suave para que el bacalao suelte la gelatina.
  6. Cuando el bacalao esté casi cocinado, retira del fuego y deja que se atempere.
  7. A continuación, aplasta el bacalao para conseguir trocitos pequeños. Reserva.
  8. Cuando las patatas estén cocidas, pélalas y cháfalas con ayuda de un tenedor o pásalas por el pasapurés.
  9. Mezcla el bacalao con las patatas y ponlo al fuego. Añade la leche, el perejil, la nuez moscada, la pimienta negra al gusto y una pizca de sal.
  10. Cocina todo junto un minuto a fuego bajo y retira del fuego.
  11. Mientras la brandada se va templando, monta las claras con otra pizca de sal.
  12. Mezcla la brandada con las claras montadas, poco a poco y con movimientos suaves y envolventes.
  13. Unta los moldes con aceite de oliva para evitar que se pegue. Si no tienes los moldes para suflés puedes usar una taza de desayuno o cualquier otro recipiente pequeño apto para horno.
  14. Precalienta el horno a 180º.
  15. Pon la mezcla en los moldes.
  16. Y ya solo queda meter los suflés en el horno unos 30 – 40 minutos.
  17. Cuando, sin abrir el horno, veas que han subido y están doraditos por arriba, sacalos del horno y… ¡¡a la mesa!!

 

 

Leave a Review

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.