Aligerando

Triángulos de mejillones en escabeche y dulce de tomate

Receta de
45 minutos
| 16 unidades

La receta de hoy es de las recetas que me gusta preparar cuando viene alguien a casa, si no dispongo de tiempo para preparar los triángulos, uso unas mini tostadas de pan, pongo el dulce de tomate, el mejillón y decoro con orégano.

Cuando tengo invitados, suelo poner estos triángulos como entrantes pero, como me gustan tanto también me los suelo preparar para cenar. Los acompaño con una ensaladita de lechuga y tengo una cena de diez.

Ingredientes:

  • 350 g. de tomates
  • 8 obleas de pasta brick
  • 16 mejillones medianos en escabeche
  • 2 cucharaditas de edulcorante líquido

Elaboración:

  1. Lava, pela y trocea en trozos grandes los tomates.
  2. Añade los trozos de tomate a una sarten a fuego medio (sin aceite) durante 15 – 20 minutos. Si aún te quedan trozos grandes, aplástalos con un tenedor, hasta que te quede una textura parecida a la de la mermelada.
  3. Añade 2 cucharaditas de edulcorante líquido, una pizca de sal y mezcla bien.
  4. Pon el horno a calentar a 200º.
  5. Corta las obleas de pasta brick por la mitad. Dobla cada mitad por la mitad y pon un mejillón y una cucharadita de dulce de tomate en cada una y haz los triángulos. Te dejo las fotos para que veas como hacerlo.
  6. Para pegar la pasta brick se usa huevo batido, pero para ahorrarnos esas calorías pon los triángulos con la parte que se debería pegar hacia abajo en la bandeja del horno, así se quedarán bien cerrados cuando se doren.
  7. Y ya solo queda meter los triángulos al horno, suelen tardar 10 – 15 minutos en estar listos, pero como esta pasta es tan finita yo la estoy controlando constantemente… por lo que pueda pasar jejeje.

Leave a Review

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 2 3 4 5

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.